Granada CF

«No cometí ningún delito con el Granada»

Imagen de archivo de Quique Pina./Ramón L. Pérez
Imagen de archivo de Quique Pina. / Ramón L. Pérez

El juez estableció las conexiones de empresas y personas afines al murciano y Pozzo antes de los registros, y la mayoría ya han declarado en la Audiencia Nacional

QUICO CHIRINO , YENALIA HUERTAS y RAFAEL LAMELASGRANADA

Es habitual que en los despachos policiales se hagan esquemas y 'organigramas' en torno a los delitos que se investigan para perfilar muy bien quién es quién en cada caso. En la operación Líbero, los investigadores han estado meses uniendo las piezas de un complejo puzzle empresarial en el que se enmarcan las operaciones financieras bajo sospecha por sus «riesgos fiscales». Esta causa salpica tanto a personas físicas como a personas jurídicas; esto es, tanto a empresarios y directivos del mundo del balón como a entidades de dentro y fuera de nuestras fronteras vinculadas al scouting y otros negocios. Las conexiones de unos y otros quedaron establecidas en uno de los últimos autos dictados por el instructor, el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

El magistrado hizo en su auto del 31 de enero una detallada relación de las personas ligadas de un modo u otro a las presuntas irregularidades que se atribuyen a Quique Pina y Gino Pozzo, ambos investigados por posibles delitos contra el erario y blanqueo de capitales, ilícitos que ellos niegan haber cometido. Al primero además se le investiga por posible insolvencia punible. Pero las pesquisas no se han agotado con los registros. Ahora habrá que analizar la voluminosa información recabada tanto en soporte físico como digital.

De momento, este sería el reparto del caso de la Operación Líbero:

Quique Pina

Fue presidente del club y ahora es consejero delegado del Cádiz, con las funciones revocadas. Se declaró insolvente por una deuda millonaria del Ciudad de Murcia. El juez instructor cree que está vinculado con una serie de mercantiles administradas por sus familiares y que habrían sido usadas para cobrar salarios en los clubes de fútbol y comisiones derivadas de traspasos de jugadores. En la actualidad se le relaciona con el Cádiz, el Lorca Deportiva y el IASA uruguayo. Sus frases más reseñables ante el juez: «He firmado de buena fe lo que me han dicho», «no tengo nada que ver con los fondos», «soy un desastre si no he hecho la renta», «siempre he sido el rey de la situación –respecto a Calambur–» y «no he cometido ningún delito con el Granada».

Gino Pozzo

A este empresario italiano se le considera el propietario del Granada. La investigación lo vincula a empresas «para la percepción de rentas del Granada CF SAD». Principalmente Grup Serton, de asesoramiento deportivo. Sus entidades, según calcula la Policía, pudieron haber recibido entre 2011 y 2016 más de 5,2 millones del Granada. Sus frases: «Yo fui el dueño real Granada desde octubre de 2013 a mayo de 2016», «era la figura de garantía del proyecto», «el fondo no participa en ninguna decisión» y «mi familia invirtió ocho millones –en el fondo–».

La hermana de Pina

Elena Pina es hermana del expresidente del Granada y administradora y socia única de Calambur Intermediaciones S.L., una empresa constituida en 2009 y que se habría usado para canalizar los ingresos por intermediación y asesoramiento deportivo de su hermano. Ella compró Calambur en 2010, al igual que la otra empresa vinculada al exmandatario rojiblanco: Quique Sport, de la que asimismo es administradora única. Calambur tiene a su nombres tres vehículos de alta gama y el yate. Quique Sport, varios inmuebles. Sus frases: «Le puedo jurar por mis dos hijas que el proyecto de Calambur es legal», «no sé lo que es el scouting, sólo hacía las transferencias» y «mi hermano entiende de todo».

Granada CF

Como persona jurídica, el Granada también está investigado. Los motivos se relacionan con discrepancias entre el resultado declarado en el Impuesto de Sociedades y las cuentas depositadas en el registro mercantil; los pagos que podrían no corresponde a servicios reales a Grup Serton (Pozzo) y Calambur (Pina), así como los pagos con Udinese y Watford por traspasos. Kangning Wang, vicepresidente actual, representó al club ante el juez, quien centró sus preguntas en las relaciones con el fondo Fifteen Securisitation, que se relaciona con Pozzo.

Los padres de Pina

Juan José Pina y Trinidad Campuzano también están investigados. Fueron declarados responsables de la deuda tributaria del Ciudad de Murcia. Tuvieron una caja de seguridad alquilada en la Caja Rural, de la que fueron embargados en su día 40.000 euros. El inmueble donde habitan está en Murcia, si bien figura a nombre de Jorge Cordero, hermano de Juan Carlos Cordero. Los padres del expresidente «siguen residiendo en el mismo domicilio». No declararon nada ante el juez.

Juan Carlos Cordero

Es el director deportivo del Cádiz CF y ocupó el mismo cargo antes en el club rojiblanco. Es administrador de la entidad Cordero Sport, de la que percibió 68.000 euros brutos de retribuciones en 2016. Esa empresa declaró ingresos del Granada por importantes cantidades, que van desde más de un millón de euros en 2011 hasta 186.000 euros en 2016. Asimismo, a la entidad le figuran ingresos de Calambur de unos 600.000 euros entre 2011 y 2013. También declara esta empresa operaciones con el Watford. De las conversaciones telefónicas los investigadores deducen que sería socio del Lorca Deportiva. Sus frases: «Al Granada llegaban jugadores sin que yo estuviera informado», «el dueño traía futbolistas sin pasar por mí, tenía que educarlos» y «Omar Zeidán –confidente de la operación Líbero– quiso comprar el Granada».

Juan Bautista Dólera

Dólera fue vicepresidente económico del club granadino hasta mediados de 2016. Estuvo autorizado en una cuenta del Granada en los años 2014 y 2015. Percibió del club entre 2011 y 2016 unos 175.000 euros. El juez cree que puede tener documentación importante de los hechos que se investigan. Sus frases: «Pina era el presidente; los demás del consejo estábamos de comparsa», «me encargaba del concurso de acreedores, no tenía más ambitos de responsabilidad» y «Pozzo estaba intentando vender el club desde un año y medio antes de irse».

Jordi Trilles

Es administrador de varias sociedades vinculadas a la familia Pozzo y fue miembro del consejo de administración del Granada, incluso después de su venta a John Jiang. Es consejero de Diversify Sport Investiment y de Grup Serton 33. La primera domina la sociedad luxemburguesa Hornets Management (Watford) y Kalmuna (Udinese). Era administrador único de Daxián, empresa propietaria del Granada. «Solicitó una consulta vinculante a la Agencia Tributaria sobre los fondos» y «el Granada no asumía riesgos».

Raffaele Riva

Es una de las últimas personas citadas como investigadas en la causa. Aún no ha declarado. Es el administrador de una empresa dedicada a la asesoría fiscal. Es el representante de la entidad luxemburguesa Fifteen Securisitation en contratos de cuentas en participación suscritos con el Granada relativos a los derechos económicos de jugadores.

Diversify y Grup Serton

Diversify Sport Investiment se constituyó en marzo de 2016 y es una sociedad que posee una cartera de participaciones en varias entidades, entre ellas Grup Serton 33. Su “socio único” es Gino Pozzo. Desde entonces, con el nombre de esta última, la empresa, según creen los investigadores, “sería titular de un determinado patrimonio” de Pozzo y a través de ella “se canalizan fondos con origen en el Granada”.

David Navarro

Actualmente ostenta el cargo de gerente deportivo del Cádiz CF y lo fue del Granada. Aparece en numerosas llamadas de Pina que han sido objeto de pinchazos telefónicos. El juez destaca que la transcripción pone de manifiesto que sería conocedor de dos hechos que tilda de importantes. El primero, la adquisición por parte de Pina del IASA. El segundo, el mecanismo por el que Pina va a ceder al Cádiz a jugadores cuyos derechos han sido adquiridos a través del club uruguayo.

Junto a ello, los investigadores creen que, en su etapa como gerente del Granada, pudo tener conocimiento de los pagos que Calambur recibió del Udinese, o de las cesiones de jugadores a otros clubes. Sus frases: «Voy a Montevideo siguiendo instrucciones», «me dedico a meter las licencias o los contratos del jugador en LaLiga», «soy el tesorero del Lorca Deportiva» y «recibo órdenes de Pina para ponerme en contacto con su hermana».

David Buitrago

Figura en la causa por ser empleado de Quique Pina y tener relación con la entidad ADGB Sport -coincidente con sus iniciales-, de la que ya no sería administrador. Se le considera por la UDEF “testaferro” de Pina en la entidad Locos por el Balón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos