GRANADA CF

Colas de ocho horas para cambiar de asiento

Las colas a primera hora de la mañana llegaban a una de las esquinas del estadio. / R.I.

Indignación entre los abonados que se dieron cita en Los Cármenes para resolver este asunto y perdieron gran parte de la mañana o la tarde

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARRO

Lo que en teoría debía ser un mero trámite para cientos de aficionados del Granada que deseaban cambiarse de asiento en el Nuevo Los Cármenes durante la temporada 2017/18 acabó siendo una jornada de calor, de desesperación y de ingrato recuerdo.

El día de ayer fue movido en la sala familiar -antigua sala de prensa- del coliseo granadino. Tras una jornada del martes sin demasiados sobresaltos a la hora de atender y reubicar a los abonados afectados por el cierre de las esquinas, ayer miércoles era el primero de los dos días reservados para aquellos aficionados que, tras haber renovado su abono, deseaban cambiar su ubicación en la grada de cara al nuevo curso.

Las colas eran imponentes desde primera hora de la mañana, cuando los abonados más madrugadores -hay gente que apareció a las seis- se incorporaban a una fila alrededor del estadio con la ilusión de que ésta avanzara lo más rápidamente posible puesto que el club había anunciado con anterioridad que atendería «por riguroso orden de llegada» a los abonados que allí se presentasen con la intención de buscar un mejor emplazamiento en el estadio. El hecho de que las gestiones de la campaña de abonados no se puedan hacer de forma telemática provoca situaciones como las vividas ayer. El caos se empezó a originar desde el principio, cuando los primeros aficionados fueron formando una cola que en algunos casos llegó a durar hasta ocho horas. Los seguidores pudieron entrar a las oficinas desde las ocho y media de la mañana pero el calor se les acabó echando encima y algunos de ellos declararon a este periódico que la situación era «terrorífica» pues ni si quiera se ofrecieron botellines de agua a quienes tuvieron que soportar casi cuarenta grados durante las horas más calurosas del día.

La nota positiva del día fue la constatación de que ya se han superado los 9.000 abonados

Muchas personas que aparcaron sus vacaciones expresamente para resolver este asunto del cambio de asiento se fueron indignadas. Otras en cambio aguantaron pacientemente y se desahogaron con el guardia de seguridad que controlaba la cola o expresando su malestar en redes sociales.

El error de previsión del club, que esperaba menos afluencia y que no repartió números de cita como en días anteriores, se asume desde la propia entidad y fuentes oficiales apuntan a este periódico que ruegan «disculpas a los aficionados» por las molestias causadas. A última hora de ayer se repartieron números entre los aficionados que no pudieron ser atendidos por el cierre de oficinas y que tendrán preferencia a primera hora de la mañana de hoy. En cuanto al ritmo de venta de abonos, que también se podían adquirir ayer, el club rojiblanco confirmó que ya ha superado los 9.000 abonados en menos de un mes de campaña.

Fotos

Vídeos