GRANADA CF

El cielo y el infierno con Diego Martínez en el banquillo contrario

El cielo y el infierno con Diego Martínez en el banquillo contrario

El Granada se convirtió en líder de Segunda y abandonó la zona de promoción de ascenso a la conclusión de los dos encuentros oficiales que el cuadro rojiblanco disputó la última temporada ante el Osasuna que comandaba su nuevo entrenador

ANTONIO NAVARRO GRANADA

No es necesario rebuscar mucho en la hemeroteca para encontrar los dos últimos partidos en los que el Granada y su nuevo entrenador, Diego Martínez, se vieron las caras.

El técnico gallego dirigió la pasada temporada 2017/18 al Atlético Osasuna y por ello se enfrentó en dos ocasiones a los rojiblancos, que sí que cambiaron de entrenador un par de veces a lo largo del curso. Los dos partidos entre osasunistas y granadinistas acabaron en empate, pero dejaron un sabor de boca muy diferente a la expedición rojiblanca.

El 0-0 del Osasuna-Granada de la primera vuelta (jornada 13) posibilitó que el equipo de Oltra se colocara líder tras acumular cuatro jornadas consecutivas sin perder (tres victorias y un empate).

Mucho menos valor tuvo el 1-1 que ambas escuadras firmaron en Los Cármenes (jornada 34) gracias a los goles del local Montoro y del visitante Xisco. En aquel encuentro el Granada de Pedro Morilla salió de la zona de promoción de ascenso, un lugar de privilegio al que -al igual que el liderato de la primera vuelta- no regresaría nunca más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos