GRANADA CF

Chikito le echa una mano a Hugo

Los Veteranos del Granada sacan a relucir su mayor condición física para superar al Betis en un partido que deja acciones de calidad El II Memorial Luis Oruezábal muestra su carácter más solidario para ayudar al que lo necesita

JULIO PIÑEROGRANADA

Chikito fue muy grande y desde arriba seguro que se sintió orgulloso de comprobar como hay gente capaz de solidarizarse con alguien que necesita ayuda para tener una vida mejor, dentro de la adversidades que se le han presentado. Ese es el caso de Hugo Romero, un niño con parálisis cerebral. Por esa causa los veteranos del Granada y el Betis se juntaron en el césped de Los Cármenes para disputar un partido, en el que el resultado final era lo de menos. Ganó el equipo rojiblanco por 4-2, aunque los triunfadores fueron todos los que estuvieron en el partido, tanto en el terreno de juego como en las gradas.

0

0

Hugo Romero Pérez es un niño de 14 años de Moraleda de Zafayona. Sufre parálisis cerebral y necesita costosas terapias intensivas fuera de Granada para llevar una vida lo más normal posible. Un motivo más que suficiente para que nadie escatimara cualquier esfuerzo que se le pidiera para intentar hacerle más llevadero el paso del tiempo. El mundo del fútbol, en este caso de los veteranos, demostró una vez más que está para echar una mano a los que más lo necesitan. No todo se ciñe a los acontecimientos que rodean a esas estrellas mundiales, que parecen fuera del mundo terrenal.

Granada
Gamarra, Valero, Edu, Justi, Alberto, Francis, Germán, Molina, Torrecilla, Nene y Mel. También jugaron Rafa, Paco, Remacho, Zurita, Esteban, Trujillo, Miguel, José Luis, Samu, Román, Gustavo, Francis Reyes, Ávila y Molina.
Betis
Rivas, Carlos García, Téllez, Parra, Casado, Ezequiel, Corbacho, Monsalvete, Sutil, Valentín y Jorge. También jugaron García, Anselmo, Carrillo, Llanos, Ginés, Kazunov, Mel y Cabeza.
Goles
1-0,min. 31: Francis Reyes. 2-0, min. 33: Torrecilla. 3-0. min. 48: Nene. 4-0, min. 49: Nene. 4-1, min. 60: Llanos. 4-2, min. 65: Carlos García.

Antes de comenzar el encuentro Hugo recibió una camiseta rojiblanca conmemorativa del evento. Estuvo acompañado por su familia, que sintió la emoción. Todos los futbolistas veteranos lo rodearon, mientras Santi Antonaya, el presidente de la Asociación de Veteranos del Granada, le entregó ese recuerdo entre los aplausos del público congregado en Los Cármenes. También recibió un recuerdo la viuda de Luis Oruezábal y sus hijos.

No jugaron pero estuvieron allí Pepe Macanás, Castellanos o Lelo, entre algunos de los ilustres veteranos que quisieron acudir a este motivo acto. El recuerdo que dejó su compañero es imborrable. La generosidad y la vitalidad que siempre desprendió merece que ahora se le tribute. Su entrega fue máxima mientras estuvo en vida y su espíritu se impregna para siempre. Es muy grande el legado que ha dejado y hay que darle continuidad.

El II Memorial Luis Oruezábal reunió a jugadores que en su momento dieron días de alegría a unas aficiones muy animosas. El Granada disputó con ímpetu el partido, como le hubiera gustado a Chikito. No dio un balón por perdido. Pepe Mel se incluyó en un principio en el equipo del Granada. En el primer cuarto de hora el partido resultó igualado, pero poco a poco la condición física giró de lado de los locales, que le dieron más velocidad al juego para aproximarse con peligro al área.

Nene ya avisó con un tiro al palo. Pasada la media hora fue Francis Reyes el que abrió el marcador. Poco después fue Rubén Torrecilla el que anotó el segundo de cabeza tras un envío desde la izquierda. En el inicio de la segunda parte fue Nene el que transformó un penalti cometido por un empujón a Francis Reyes. El pequeño delantero marcó también el cuarto de un fabuloso disparo desde muy lejos, al comprobar que el portero del Betis estaba algo adelantado.

Ese marcador adverso escoció al Betis y pese a tratarse de un amistoso, tiró de orgullo y fue capaz de hacer dos goles casi seguidos mediada la segunda parte. Marcó primero Llanos y después Carlos García, lo que redujo al menos la diferencia. Chikito echó una mano para que Hugo tenga una vida mejor.

Fotos

Vídeos