José González

El centrocampista ofensivo que sueña con ser como Zidane

El centrocampista ofensivo que sueña con ser como Zidane

José González llegó en verano al Granada con la ilusión de triunfar en el primer equipo y así poder retar a sus ídolos

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

Hablar de José González es hablar de un jugador de marcado carácter ofensivo, al que le gusta tener el balón y buscar las cosquillas a las defensas rivales. «Construir juego, combinar arriba y desbordar entre líneas», explica que es lo que más le gusta de su juego con una sonrisa en el rostro.

Tiene el suficiente desparpajo como para no rendirse ante las adversidades ni ante las siempre contundentes líneas defensivas con las que ha convivido en el Grupo IV de Segunda B.

Le preocupa mejorar en el apartado físico para ser un jugador más completo y marcar las diferencias. Es por eso que, con total humildad, comenta a IDEAL que «personalmente sé que hay muchas cosas que mejorar. Físicamente puedo mejorar mucho y esa es la parcela en la que pienso que debería centrar mis esfuerzos».

Cuando habla de los jugadores a los que le gustaría parecerse es fácil detectar una pasión ya lejana en el tiempo por el Real Madrid. Y es que José González afirma mirar y admirar mucho a jugadores como Isco o Marco Asensio, aunque subraya que este aún «es muy joven» puesto que comparten la misma edad: 22 años. González reconoce que le tira el merengue y que a él le «sirven de referencia» aunque el centrocampista que siempre ha admirado y al que ha querido parecerse ha sido Zinedine Zidane. El hoy entrenador blanco era un futbolista elegante en el juego, ágil en el regate, mago a la hora de dar el último pase y con instinto asesino de cara a la portería rival. Fueron todas esas virtudes las que lo conviertieron en el mejor jugador del mundo en el año 1998 según la revista France Football y las que hacen que González no se olvide fácilmente de su manera de jugar.

El paso de dejar el filial del Córdoba para enrolarse en el del Granada ha sido importante para él en lo futbolístico y en lo personal porque «aunque soy de Puente Genil, he estado unos siete años viviendo en Córdoba capital y me había adaptado al ritmo de vida de allí. Aquí en Granada la vida es diferente. Veo mucha gente, muchos coches y mucho ambiente en las calles. Es una ciudad entretenida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos