GRANADA CF

El cedido del que ya pocos se acuerdan

Luis Martins./A. AGUILAR
Luis Martins. / A. AGUILAR

Luis Martins es otro jugador que el Granada tenía en préstamo, pero su contrato se acaba este mes de junio, por lo que cambiará de aires

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELAS

Hay un jugador del Granada que ha estado cedido durante dos años y del que ya no se acuerda casi nadie. Los cuatro principales préstamos del club han sido Mehdi Carcela (ha estado en Olympiacos y Standard de Lieja), Rubén Pérez (Leganés, dos años), Fran Rico (Eibar, dos años) y Rene Khrin (Nantes), más unos cuantos jóvenes que todavía están inscritos como del Granada pero que pertenecen económicamente al fondo de inversión con el que se trabajaba en la época de Gino Pozzo. Sin embargo, hay otro futbolista más que ha tenido pertenencia. Se trata de Carlos Martins, el lateral izquierdo portugués, cuyo paso ha sido muy secundario. De hecho, no volverá ya que acaba contrato y será libre de marcharse.

Luis Martins ha estado jugando desde enero de 2017 en el Marítimo de Madeira. Ha sido la última etapa de un futbolista que siempre contó poco para los entrenadores que tuvo. Lo curioso es que el luso empezó con protagonismo la temporada 2016-2017, con Paco Jémez al frente. La falta de efectivos para la banda izquierda ocasionó que el técnico le diera minutos en su debut ante el Villarreal (1-1) y le colocara de titular como extremo en la debacle en Las Palmas (5-1). La llegada de fichajes de última hora le dejó sin licencia definitiva y se pasó varios meses ejercitándose con sus compañeros sin poder optar a un puesto en la formación, ni con Jémez ni con Alcaraz.

Martins firmó por el Granada el 31 de agosto de 2014, en el ejercicio que arrancó Joaquín Caparrós. Apenas tuvo trascendencia en las alineaciones. Disputó 24 minutos en la derrota en el Camp Nou ante el Barcelona por 6-0; en la eliminatoria de Copa ante el Córdoba, a doble vuelta; y en la jornada 16 ante el Getafe, primera vez como interior zurdo. Con Abel Resino obtuvo 36 minutos en la jornada 33 ante el Valencia (derrota por 4-0) y nada con Sandoval. En verano se fue a Osasuna, con el que celebró el salto a Primera pero en el que apenas apareció en nueve encuentros. Volvió a Granada para vivir aquella experiencia con Jémez pero terminó en el Marítimo, en el que también le ha faltado mucha continuidad. Trece partidos de Liga en el curso que acabó en el verano de 2017, apenas nueve en el actual, con más tiempo en la previa de la Europa League y la Copa portuguesa. Ahora tendrá que buscarse la vida de nuevo. En Granada ya no estará su futuro. Pasó sin una gran historia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos