Granada CF

El día que Carlos Calvo marcó en Los Cármenes

El día que Carlos Calvo marcó en Los Cármenes

El único Granada-Huesca que se ha disputado hasta ahora finalizó con victoria local gracias a los goles de uno de los héroes de la historia rojiblanca, Odion Ighalo, y de un futbolista que decepcionó de manera notable durante el curso futbolístico 2010/11

ANTONIO NAVARROGRANADA

Que el fútbol da muchas vueltas y todo lo que sucede durante una temporada puede cambiar en la siguiente -o siguientes- es una ley no escrita de la que es sencillo resaltar numerosos ejemplos. Granada y Huesca solo se han enfrentado una vez en la capital de La Alhambra. Fue con motivo de la jornada 38 del curso 2010/11 y de aquel partido, más allá del buen resultado conseguido por el equipo granadino (victoria 2-0), se pueden extraer un buen número de detalles que pocos recordarán pese a haber transcurrido un periodo relativamente corto de tiempo, seis años.

El primero de ellos fue el obligado cambio de delantero centro que se vio obligado a ejecutar el entonces técnico rojiblanco, Fabriciano González 'Fabri', a raíz de aquel partido. Álex Geijo era el nueve del equipo y su titularidad no estaba en duda por haber marcado 24 goles durante aquel campeonato, pero su hombro volvió a darle problemas en la primera parte de aquel Granada-Huesca y el preparador lucense tuvo que cambiarlo por Odion Ighalo en el minuto 42 de aquel partido. El delantero nigeriano no solo acabó marcando el gol que abrió la lata en el minuto 79 de aquel enfrentamiento sino que también logró, y ésta es una de las páginas más felices de la historia del club, el tanto que le permitió ascender al Granada en el estadio Martínez Valero de Elche.

Información relacionada

El once que Fabri eligió para el citado encuentro estuvo integrado por Roberto, Nyom, Mainz, Íñigo López, Siqueira, Abel Gómez, Juande, Mikel Rico, Dani Benítez, Orellana y Geijo. Es decir, ninguno de los jugadores que movió el marcador figuraba en ese once pues, si el uno a cero fue obra de Ighalo, el 2-0 definitivo fue anotado por Carlos Calvo en el tiempo añadido. El mediocampista madrileño había sustituido a Orellana en el minuto 89 y con el tanto quiso reivindicarse de alguna manera ante una afición que esperaba mucho de él y solo lo vio marcar ese gol. En total, y pese a que las expectativas eran muy altas, marcó tres aquella temporada, pero solo ese pudo festejarlo en el Nuevo Los Cármenes.

Con el tiempo también se ha podido conocer que varios de los futbolistas que jugaron aquel encuentro terminarían por volver a Los Cármenes desempeñando un rol distinto del que tuvieron aquel día. Por ejemplo, Manolo Lucena (suplente del Granada en aquel encuentro) ahora es delegado de campo del club rojiblanco; Andrés Fernández (portero suplente del Huesca) defendió la portería del Granada en el curso 2015/16 y ahora juega en un grande de la liga española como es el Villarreal; y no por ser el último es el caso menos llamativo: Íñigo López cambió sus colores y, aunque llegó a jugar en Primera con la camiseta del Granada, ahora pertenece al Huesca y puede tener minutos el próximo domingo si su entrenador lo considera oportuno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos