Granada CF

El relevo de técnico supone una nueva oportunidad para los 'defenestrados'

Antonio Puertas durante un partido. /FERMÍN RODRÍGUEZ
Antonio Puertas durante un partido. / FERMÍN RODRÍGUEZ

Las bajas por sanción y por las selecciones obligan a Morilla a abrir las opciones de cara a su primera alineación este domingo, ante el Numancia en casa

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

Uno de los efectos positivos de buscar un revulsivo como entrenador se encuentra en la reacción que pueden experimentar los 'defenestrados', aquellos jugadores que han sido suplentes habituales o que han estado en la grada con Oltra que pueden encontrar ahora un factor de motivación ante un nuevo comandante. Las bajas por sanción, lesión y por estar con sus selecciones que se encontrará Pedro Morilla le abren opciones para aplicar cambios en su primera alineación, que serán recibidos de manera menos traumática ante las circunstancias.

Para empezar, Morilla tendrá que reemplazar a Víctor Díaz en el lateral derecho, quien vio la quinta amarilla ante el Lugo y se perderá su primer encuentro de la campaña en Liga. Lo normal es que sea Quini el que se emplee en esa posición. El cordobés ha tenido que desempeñarse en posiciones más adelantadas en muchos encuentros ante el poderío de Víctor Díaz. Ahora sí tendrá una cita para desplegarse desde el puesto al que se ha venido acostumbrando en los últimos años.

El nuevo preparador tendrá que ver si toca el núcleo de la defensa. Para Oltra han sido fijos tanto Chico Flores como Saunier siempre que han estado disponibles. Sin embargo, Germán Sánchez mantiene un expediente muy interesante, con cinco puertas a cero en los ocho compromisos que ha disputado.

En el centro del campo pueden revitalizarse algunos elementos que permanecían eclipsados. Al capitán Raúl Baena se le abre una puerta para retornar a la titularidad, situación de la que no disfruta desde la jornada once. Para el puesto de eje tendrá que competir con Alberto Martín y Ángel Montoro, si bien este también puede ejercer como organizador. La construcción de la medular definirá la idea de juego que quiere aplicar Morilla a su Granada. En función de la distribución de los hombres y sus elecciones se empezará a establecer su visión.

Otros futbolistas enriquecen la salida de balón. Está Pierre Kunde, que ante la baja de Sergio Peña, convocado por Perú, podría pasar a la mediapunta o bien ser otra alternativa en la sala de máquinas. La posición de enganche resulta natural para Javier Espinosa, quien había pasado a un segundo plano con Oltra, tras nueve jornadas sin convocar. Misma suerte arrastraba Antonio Puertas, cuyo sitio preferido es el trampolín más que la banda, flanco al que se ha tenido que desplazar desde que arrancó el campeonato.

Sin el más desequilibrante

En los extremos también surgirá el debate, sobre todo porque se presume un castigo severo sobre Darwin Machís por su expulsión en Oviedo. Dos partidos en el supuesto más optimista. Por ello, se expande el abanico en la izquierda. Lo normal con Oltra es que Hjulsager hubiera aparecido por ahí. Ahora surgen los interrogantes. Queda por establecer si Pedro Sánchez pasa a otro rol tras sus cuatro últimas suplencias. En la derecha parecía asentado Salvador Agra, aunque en el Carlos Tartiere anduvo bastante renqueante.

En ataque no hay muchos dilemas. Rey Manaj está con su selección -limpio de amarillas al menos tras forzar su quinta en Oviedo- y Adrián Ramos está lesionado. Le quedan unas tres semanas para recuperarse de una lesión muscular. Es por ello que el candidato claro para ocupar el ariete será Joselu. Morilla tendrá que definir si le acompaña con un segundo punta, caso de Puertas por ejemplo, o si mantiene el 4-2-3-1 convencional.

Por último, queda por verificar si algún canterano subirá también con los 'mayores'. No es lo previsto, pues la primera plantilla cuenta con efectivos suficientes, pero habrá que ver si el paso de las jornadas deja una vía para algún joven. La nueva era de Morilla arranca mañana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos