GRANADA CF

La búsqueda de un tercer punta obsesiona a la dirección deportiva

El Granada sólo tiene un ariete hábil a día de hoy, Joselu.
El Granada sólo tiene un ariete hábil a día de hoy, Joselu. / GCF

Ortuño, del que el club posee el 50% de su pase, está en la recámara si no acaba en el Almería, y se aguarda también a un mediapunta y un extremo

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELAS

Una de las búsquedas que obsesiona a la dirección deportiva del Granada es la de un tercer delantero. Los incidentes de la concentración de Holanda han ocasionado una clara debilidad en esta parcela. A la operación por su adenitis perineal de Adrián Ramos, tras la que se espera que pasen unas semanas hasta su plena recuperación –en las que podría confirmar su continuidad en el equipo ya sin ambages–, se une la lesión de rodilla de Rubén Sánchez. Una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha por la que también tiene que pasar por el quirófano y que le mantendrá sin jugar durante al menos seis meses.

El punta toledano se había ejercitado desde su llegada con el primer equipo y empezaba a despertarse la impresión de que podía quedarse con los ‘mayores’. Pero en aquel encuentro inicial de la pretemporada, ante el Almere, se lesionó en la consecución del primer gol y todo se truncó.

El Granada sólo tiene un ariete hábil a día de hoy, Joselu. Envió a la gira a otro fichaje del filial, el granadino David Grande, pero tiene 26 años y sobre todo se ha sumado para darle ‘experiencia’ al un ‘B’ que ha revolucionado su plantilla también.

La dirección deportiva sabe que no es fácil el mercado de puntas. Hay algunos interesantes, pero saben que en la casa nazarí van a tener una gran competencia. Como sucede con otros puestos a fortalecer, hay que esperar a salidas procedentes de la categoría superior, pues parece que de momento el Granada no está dispuesto a dar un puñetazo en la mesa y pagar por una adquisición de la propia Segunda.

Hay un atacante muy cotizado que tiene un vínculo con el Granada. Se trata de Alfredo Ortuño, quien consiguiera 17 goles en el Cádiz la campaña pasada y que ya fue rojiblanco en su día. Aunque su pase pertenece a la UD Las Palmas –que pagó un millón de euros por él cuando ascendió a Primera–, el 50% de su propiedad sigue siendo nazarí.

Los isleños no cuentan con él y pretenden venderle. Hay muchos clubes en la ‘división de plata’ interesados por sus servicios, como es el caso de la UD Almería. La cuestión es que el Granada tiene algo que decir al respecto, porque Las Palmas querrá intentar recuperar la inversión inicial y esto es harto difícil, salvo que las ofertas almerienses con las que se conjetura –se habla de 1,8 millones por ese 50%– sean reales.

La hipotética llegada de Ortuño sería un salto de nivel para la vanguardia, difícil de ejecutar. Para completar el trabajo, todavía quedarían al menos dos pasos más. Uno sería un mediapunta con toque, en vista de que Sergio Peña no podrá ser inscrito hasta enero como muy pronto. También se sondea un extremo, que complete el juego de bandas. Lo demás dependerá de las salidas de Foulquier y Krhin.

Fotos

Vídeos