Granada CF

En busca del éxito con dos puntas

Rodri, junto a Diego Martínez en el entrenamiento de ayer/Pepe Villoslada/GCF
Rodri, junto a Diego Martínez en el entrenamiento de ayer / Pepe Villoslada/GCF

La posible apuesta de Diego Martínez por el 4-4-2 deja en una buena posición a los tres 'nueves' de la plantilla: Joselu, Ramos y Rodri

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGranada

Desde el principio se están viendo algunas de las intenciones de Diego Martínez para este nuevo Granada que busca el asalto al ascenso desde una perspectiva más humilde. El gallego ha utilizado varios esquemas a lo largo de su carrera, sobre todo en los últimos años, en los que ha tratado de adaptarse a las características de la plantilla. Si en el Sevilla Atlético apostó por un fútbol algo más reposado gracias al talento de los canteranos, en Osasuna, de un perfil más aguerrido, se decantó por un estilo algo más vertical.

Uno de los más repetidos ha sido el 4-4-2. Ayer, en la primera sesión de entrenamiento del día, ya dejó clara que es una apuesta firme. Martínez trabajó con dos parejas, una formada por Joselu y Rodri y la otra, la conexión colombiana formada por Adrián Ramos y el delantero del filial Juancho. Continuas correcciones y especial atención a los movimientos de ambos.

La intención es conseguir que dos jugadores de ataque puedan complementarse como no lo hicieron la temporada pasada. En ella Ramos y Joselu jugaron bastantes partidos juntos, a veces desde el principio y otras como revulsivo en la segunda parte ante un resultado adverso. Nunca llegaron a entenderse como se esperaba y como a Oltra le hubiera gustado. También al club, que hubiera visto satisfecha su ambición de ver juntos y en armonía a dos de sus 'estrellas' el pasado curso. Ambos, con características muy distintas, son futbolistas de área, y eso le restó potencial.

Joselu es entrega constante y remate. Vive de lo que caza dentro del área. Para brillar necesita apoyo y muchas opciones de remate. Ramos es distinto. Juega más pausado, con mayor calidad técnica pero menos instinto asesino. Su aparente indolencia ha provocado el desencanto de una parte de la afición. Sus cifras goleadoras tampoco han sido escandalosas a lo largo de su carrera, algo en lo que le mejora su compañero onubense, aunque solo en Lugo se destapó como auténtico 'pichichi'. Los del cafetero apunta más a mejorar al que está a su alrededor que a nutrir sus propios números.

A ellos intentó unirse el pasado curso Rey Manaj, ahora cedido por el Inter al Albacete, pero el albanés evidenció estar aún verde para un equipo con la presión del rojiblanco. Esta vez será un experimentado en la categoría como Rodri el que intente potenciar el aspecto ofensivo del equipo de Diego Martínez. Las dos últimas temporadas del soriano –sevillano de adopción y sentimiento– en el apartado goleador han estado bastante aceptables, 11 goles en cada una de ellas con Córdoba y Cultural Leonesa.

Rodri representa un perfil distinto al de sus dos nuevos compañeros. Juega más al espacio, no tanto al pie, es también bastante aplicado en la presión, como Joselu, pero con su trabajo 'sucio' puede abrir espacios al delantero de turno con el que le toque jugar. El ensayo de pretemporada determinará el grado de compenetración de todas las parejas posibles, en las que se puede incluir al menudo atacante del filial Juancho, que forma parte del trabajo de la primera plantilla desde finales de la temporada pasada. Ayer Diego Martínez le hizo varias correcciones al colombiano, que tras la sesión se fue charlando con su compatriota. Adrián Ramos le iba dando consejos sobre movimientos necesarios dentro del área.

Por ahora nadie sobra en la delantera. El club no pretende dejar salir a ninguno de sus actuales integrantes salvo que llegue una oferta imposible de rechazar y ya saben que la posibilidad de jugar en un esquema con dos puntas le da un mayor margen de maniobra.

Quizá por eso no entre en los planes del futuro más inmediato Sergio Peña, un mediapunta al uso que el curso anterior no aportó desequilibrio ni con sus asistencias ni se descubrió como un futbolista con mucho gol. El peruano sigue sin entrenar con el Granada a la espera de hacer oficial su salida como cedido al Tondela portugués, también bajo la influencia de Jiang.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos