Filial

La buena salud de un equipo que aspira a todo sin tapujos

La buena salud de un equipo que aspira a todo sin tapujos

El Granada B tiene encarrilada la permanencia y acumula mejores números que históricos como Toledo, Hércules o Recreativo

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

Hace exactamente una década el Granada B se encontraba atrapado en la Regional Preferente granadina a la espera de tiempos mejores dentro de una entidad con serios problemas económicos y un primer equipo que no lograba salir del pozo que, para muchos clubes con solera dentro del fútbol español, representa la Segunda División B. Mucho ha cambiado la historia de un tiempo a esta parte. Además de la exitosa trayectoria del primer equipo, a excepción claro está de la desastrosa temporada pasada, el Granada B se ha consolidado en la división de bronce del fútbol nacional y atraviesa uno de sus momentos más dulces. El equipo que dirige Pedro Morilla está logrando el objetivo de competir domingo tras domingo ante rivales que en muchos casos tienen mayores obligaciones que las establecidas para un filial con 20 caras nuevas esta temporada: la permanencia en la categoría.

Este objetivo ahora mismo está prácticamente en el bolsillo de los Aarón, Serrano, David Grande y compañía. Y es que el filial, después de sus recientes victorias ante Villanovense y Mérida, es el séptimo clasificado del Grupo IV de Segunda B y mira más hacia la zona noble de la tabla que hacia la zona peligrosa. Los rojiblancos no han echado de menos hasta el momento a Pablo Vázquez –cedido al Alcorcón tras una sobresaliente primera vuelta– y tienen depositadas muchas en lo que pueda aportar Caio Emerson, único ‘refuerzo’ en enero.

Estupenda trayectoria

Para hacerse una idea de la buena marcha del segundo equipo rojiblanco basta con compararlo con otros equipos importantes de la categoría. Los granadinos tienen mejores números que el filiales como el Real Madrid Castilla (octavo en el grupo I) o el Valencia Mestalla (undécimo en el grupo II) y que clubes históricos como el Toledo (decimosexto en el grupo I), el Real Unión (decimoquinto en el grupo II) o el Hércules de Alicante (séptimo en el grupo III pero con menos puntos que el filial y a cinco de distancia respecto a la promoción de ascenso, que los rojiblancos tienen a tres). En el grupo IV se están cumpliendo las previsiones y los cuatro favoritos para pelear por el ascenso (Cartagena, Extremadura, Murcia y UCAM) están en lo más alto con el Marbella, tercero, como único invitado imprevisto en los primeros puestos de un grupo en el que el Granada B sueña también con ser otro equipo que da guerra y mantiene su estatus de privilegio, envidiado por históricos como el Recreativo (décimo) o el CD Badajoz (decimocuarto).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos