El bloque defensivo, casi cerrado

Charlie Dean, con la camiseta del Elche./
Charlie Dean, con la camiseta del Elche.

El Granada suma al central Charlie Dean y al pivote Alberto Martín, con la duda aún de Saunier

NACHO SANTANAGranada

La parcela defensiva del Granada sigue cogiendo forma y ultima ya su confección de cara al inicio de la pretemporada. La incorporación de Alberto Martín a la medular suma un efectivo a la cuenta de centrocampistas defensivos, de donde debería de salir Rene Krhin. El hasta ahora jugador del Leganés se une a Raúl Baena en una lista en la que ya figuraba Hongla, que puede actuar tanto de pivote como de central.

El ya excapitán del Leganés disputó 16 encuentros la pasada temporada con el equipo madrileño, 14 de ellos como titular, sumando un total de 1.191 minutos. Además, el pacense cuenta en su currículo con dos ascensos cosechados con el equipo pepinero en tan sólo tres años, siendo el único jugador de la plantilla blanquiazul en conseguirlo.

Tanto en la temporada del ascenso a la élite como en la última campaña, el mediocentro ha compartido equipo con otra de las incorporaciones, el sevillano Víctor Díaz, vital durante la temporada en Segunda y que viene para competir por un puesto en el carril derecho.

El central disputó su segundo partido en Primera con el Elche en Los Cármenes, en 2013

Por otra parte, el fichaje de Charlie Dean, de 24 años, apuntala la defensa a la espera de que Saunier decida su futuro. Con el francés en plantilla, Charlie es el cuarto jugador para el eje de la zaga, por lo que la parcela se da por cerrada salvo movimientos en la plantilla.

El defensor nació en Inglaterra, pero tiene acento andaluz. A edad temprana puso rumbo a Málaga con su familia, donde se crió y dio sus primeros pasos como futbolista. Lo hizo en el Atlético Benamiel, club en el que desarrolló su fijación por ganar y su afán competitivo hasta llegar a despuntar tanto como para ser tentado por el Málaga, aunque el interés por el central nunca llegó a cristalizar.

Sorprendentemente fuerte pese a su aparente delgadez, Charlie Dean ha sido desde pequeño un jugador con carácter, como demuestra una anécdota juvenil: llamó la atención a sus compañeros en categorías inferiores al ver que no se tomaban el calentamiento en serio por jugar contra uno de los equipos de la zona baja de la tabla.

Tras su paso por el fútbol malagueño, dio el salto al Grimsby Town inglés después de rechazar al Nottingham Forest, en busca de más minutos. Posteriormente, regresó a España para jugar en el filial del Elche, en Segunda B. Su actuación le valió para debutar con el primer equipo del club ilicitano ante el Espanyol, en un encuentro que se saldó con victoria para el inglés por 2-1. Charlie fue titular y disputó los noventa minutos en un partido en el que Sergio García se presentaba como principal amenaza por parte del conjunto 'perico'. Pese a no tener órdenes al respecto, el central decidió encargarse personalmente de la marca del ariete, llegando a anularle y evitando que hiciese gol, prueba de su carácter.

Tras finalizar su etapa en el Elche Ilicitano, dio el salto al Real Murcia en calidad de cedido, pero el descenso del club le motivó a salir, esta vez al Alcorcón, ubicado en la categoría de plata.

Valencia Mestalla

Tras su paso por el conjunto amarillo, Charlie puso rumbo al Oviedo, donde llegó a ganar el título de campeón de liga de Segunda B antes de recalar en el Valencia Mestalla. En el filial 'ché' jugó durante dos temporadas, ambas en la división de bronce.

Finalmente, el central recala ahora en el Granada, equipo contra el que ya jugó en 2013 en Los Cármenes, donde los locales se impusieron gracias a un tanto de Brahimi. Así, el inglés de espíritu malagueño llega tras disputar 83 partidos en Segunda B, ocho en Segunda y dos en Primera. Con Saunier, dubitativo pero en plantilla, Germán Sánchez y Menosse, la incorporación de Charlie Dean avanza en la confección del bloque defensivo, que se estrecha con Alberto Martín.

Fotos

Vídeos