GRANADA CF

Barral y el Granada: una relación complicada

El delantero gaditano ha marcado en los dos partidos que ha jugado como local ante el equipo granadino, aunque no llegó a anotar ningún tanto oficial en su etapa de un año como futbolista rojiblanco

ANTONIO NAVARRO

Uno de los reencuentros con más morbo en el Cádiz-Granada del próximo sábado será el que protagonice el delantero gaditano David Barral con su último equipo en España antes de convertirse el pasado verano en nuevo jugador del conjunto cadista.

A Barral habitualmente se le ha dado bien el Granada, un equipo al que le ha marcado y ganado siempre que ha jugado en condición de local. En sus visitas al Nuevo Los Cármenes no ha estado tan acertado pero aún así su estadística personal en los partidos que ha jugado contra el equipo granadino es bastante buena: cinco enfrentamientos con cuatro victorias y una sola derrota.

El primer cara a cara entre Barral y el Granada fue el 22 de octubre de 2011 en el estadio El Molinón, donde el entonces delantero del Sporting marcó un gol a los cinco minutos que allanó el camino hacia la victoria del cuadro asturiano (2-0 final). En la segunda vuelta del campeonato el Granada de Abel Resino venció por 2-1 al Sporting de Javier Clemente en un encuentro que Barral no terminó por ser sustituido en el minuto 53. Su única derrota.

En sus dos siguientes visitas a Los Cármenes Barral ganó como jugador del Levante tanto en la temporada 2013/14 (0-2) como en la 2014/15 (0-1). No marcó en ninguno de estos enfrentamientos, pero sí que firmó el gol definitivo en el Levante-Granada de la segunda vuelta de éste último campeonato, un tanto en el minuto 90 que permitió vencer a un conjunto granota que perdía por cero a uno en el minuto 88 gracias a un tempranero gol de El Arabi. Con el gol de Barral el partido terminó 2-1 y Abel Resino quedó en una posición complicada, siendo destituido dos meses después.

Desde ese duelo de febrero de 2015 hasta el de este sábado 6 de enero de 2018 Barral ha pasado un año y medio en el extranjero (Emiratos Árabes Unidos primero y Chipre después) y un año en el Granada, club con el que disputó 22 partidos en Primera pero con el que no marcó ningún gol. Su salida en el pasado mercado invernal terminó siendo por la puerta de atrás y no solo porque no convenció a los hinchas ni a sus entrenadores de que merecía la titularidad, sino porque sus últimos días como jugador del Granada estuvieron marcados por una pelea en la que agredió a su compañero y amigo Isaac Cuenca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos