Baraja pudo sustituir a Paco Jémez

El actual entrenador del Sporting de Gijón era la opción de Pere Guardiola, pero Javier Torralbo 'Piru' se decantó al final por Lucas Alcaraz

Baraja pudo sustituir a Paco Jémez
EFE
RAFAEL LAMELASGranada

Rubén Baraja, actual técnico del Sporting de Gijón, estuvo a punto de ser entrenador del Granada en sustitución de Paco Jémez. Aquella semana de cuchillos largos tras la derrota ante el Alavés trajo una nube de rumores sobre posibles sustitutos, pero solo hubo tres alternativas claras: una, que Lluis Planagumá, preparador del filial entonces, hubiera seguido en el cargo, tras su interinidad ante el Leganés (una victoria en lugar de la derrota cosechada podría haber solidificado el supuesto); dos, que Baraja cogiera las riendas, por lo que se decantaba Pere Guardiola, el que era asesor del presidente Jiang; y tres, que Lucas Alcaraz asumiera el reemplazo.

Javier Torralbo 'Piru', director deportivo, fue el gran valedor de esta última posibilidad, que terminó siendo la elección final. Alcaraz contaba con el refrendo de otros integrantes del club y se valoraba de él la experiencia previa en situaciones críticas y la implicación sentimental. Baraja siguió en el paro hasta que se le abrió la puerta del Rayo Vallecano, en detrimento de otro 'ex' del Granada, José Ramón Sandoval. El 'Pipo' estuvo allí trece partidos, con un balance de tres victorias, cuatro empates y seis derrotas. Acabó cesado también para dar paso a Míchel, el actual inquilino del banquillo madrileño.

Nadie puede predecir si el Granada se habría salvado en otras manos. El tiempo ha demostrado que lo que principalmente falló fue una planificación de plantilla en la que no llegaron los jugadores más deseados y de la que se marcharon algunos que demostraron valía fuera.

Darwin Machís ha pedido un esfuerzo al club en caso de ascenso para que compre sus derechos

Uno al que se le quedó una espina clavada fue a Darwin Machís, quien se veía con ilusión en verano tras haber triunfado en el Huesca. Jémez empezó a contar mucho con él pero la llegada de Gabriel Silva, Ochoa y la contratación de José 'Tin' Angulo (al que le han aumentado a cuatro años la sanción por dopaje por consumo de cocaína) restringió las plazas de extracomunitario y conllevó una cesión al Leganés.

Machís está muy implicado en Granada. Sintió en lo más hondo ser el autor de aquel gol de los pepineros ante los nazaríes, una palada de tierra en sus aspiraciones de permanencia. Fue el único gol del venezolano, con regusto agridulce, en su temporada en la élite.

Tanto se ha involucrado en el proyecto que incluso aceleró los trámites de su formalización como pareja de hecho con su compañera (granadina) para liberar uno de los dos espacios disponibles para extracomunitarios en favor de Sergio Peña. Machís solo pidió un gran favor al club: que haga todo lo posible, sobre todo si el equipo asciende, para negociar por sus derechos económicos con Gino Pozzo al objeto de continuar en el Granada del futuro, en la deseada Primera. Una gestión que no será fácil, porque el italiano es un hueso. Además, la cotización del 'vinotinto' está creciendo cada jornada. Todo está por esclarecer.

Machís suele ser el compañero de habitación de Adrián Ramos en los desplazamientos. El colombiano ha recibido el mimo de la plantilla tras aclararse su continuidad. No está siendo un año fácil para él, entre las lesiones y el deseo inicial de marcharse, y los capitanes se han preocupado. Charlaron con él para fomentar su total implicación y hacerle sentir uno más. Ramos fue uno de los que tomó la palabra en la comida del club de hace una semana, en la que expresó los mejores deseos para todos los estamentos, con guiño al filial y el femenino.

Más que un tema físico, Ramos necesita un empuje psicológico. Como todo punta, ha de quitarse la presión con un buen partido, con goles, la mejor medicina. Oltra sabe que le requiere y por eso trata de gestionar sus participaciones. Él tiene que poner mucho más de sí, pues todavía parece a medio gas, con algo de miedo y apatía. El entorno vigila su rendimiento con lupa y esto tampoco ayuda. Ya pasó algo así con Orellana, otro jugador 'especial'. Al final se esfumó y triunfó en el Celta, donde sí tuvieron paciencia.

El empate en Reus no ha sido la mejor carta de presentación de la campaña de abonados de media temporada. Ganar al Sporting es clave para muchas cosas. También para agitar lo social. Con gol de Ramos, de Machís, o del que sea. Amargar, así lo desean, la visita de Baraja al que pudo ser su estadio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos