Granada CF

Bandas en alquiler

Bandas en alquiler
Ramón L. Pérez

Desde la sanción a Machís, el Granada no ha repetido alineación en los extremos

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELAS

Darwin Machís cumplirá su último partido de sanción este domingo, tras los cuatro encuentros por los que fue castigado por propinar un cabezazo a Viti, jugador del Oviedo. Lo presumible es que la banda izquierda del Granada vuelva a tener dueño a partir del encuentro ante la Cultural en Los Cármenes, si es que al venezolano no le ocurre ningún percance nuevo. En este periplo de ausencia, el conjunto rojiblanco ha cambiado bastante. Relevó a su entrenador y no ha encontrado dueños fijos para los costados. Ni en la zona zurda, la habitual de Machís, ni en la derecha. Pedro Morilla ha manejado tres combinaciones y ninguna ha convencido del todo.

Tres futbolistas han intentado subsanar la baja del futbolista de la 'vinotinto' durante este ciclo de tres choques con el preparador sevillano al frente. En el primero le dio la alternativa a Andrew Hjulsager como titular por primera vez. La actuación del danés dejó un visible poso de decepción. Jugador con recursos técnicos que parece ir con una marcha de menos, no es un deportista de carácter y en las circunstancias tan apremiantes de la actualidad parece complicado que se integre tras muchos meses sin ritmo, al no actuar en el Celta de Vigo. Fue sustituido en el minuto 57 de aquel partido ante el Numancia y no ha vuelto a ir convocado.

Antonio Puertas apareció por ese surco en Lorca, tras su vuelta al protagonismo la jornada previa. El almeriense se desplegó desde la mediapunta en el 1-0 ante los sorianos, en el que generó la aproximación que convirtió Espinosa precisamente desde esa ala. Morilla prefirió colocarlo ahí de inicio en tierras murcianas para dar cabida al autor del gol como enganche. Puertas lo intentó de distintas maneras, gozó de un gran disparo que se marchó fuera, pero en general se enredó en sus intentonas en diagonal. Aun así mantuvo la presencia en la alineación frente a Osasuna, aunque partiendo desde la zona derecha. Luego intercambió flanco con Pedro Sánchez, que ingresó como revulsivo.

Pedro y Sergio Peña

Pedro fue uno de los recursos de urgencia ante el Numancia y aquellos minutos le valieron para convencer a Morilla de que debía devolverlo a la zona diestra. Marcó el 1-1, que al final quedó enterrado con el 3-2 definitivo. Ante Osasuna retornó al banquillo para ejercer de nuevo el papel de reactivo. Dio el pase a Montoro que este envió a la diana. El de Aspe sólo se ha perdido dos citas. Una por expulsión, ante el Nástic en Tarragona; y otra por decisión técnica, ante el Alcorcón en casa. De los últimos 11 partidos en los que ha intervenido, no ha completado los 90 minutos en ninguno. De los seis más recientes, sólo irrumpió una vez en el 'once'.

Sergio Peña ha pretendido alquilar también el costado de su amigo Machís, aunque tampoco se adaptó de la mejor manera. Ocurrió el fin de semana pasado, cuando trató de solventar la papeleta al marcharse Puertas a la derecha. El peruano posee una notoria capacidad de asociación y de regate por técnica, pero carece de la potencia y la velocidad propias de los extremos. Buscó las opciones de penetrar para el disparo pero tampoco mejoró a sus predecesores. Duró una hora sobre el terreno. A Morilla no le convenció su labor. No pudo contar con él en su debut al estar con la selección peruana y le dejó con los reservas en el estadio Artés Carrasco. Tras la gran actuación de Kunde como mediapunta y de Montoro como organizador, no tendrá fácil aparecer entre los elegidos frente al Sevilla Atlético, salvo que se le baraje de nuevo como alternativa para el carril.

La cal derecha tampoco ha encontrado inquilino de un tiempo a esta parte. En el último tramo de Oltra al frente parecía que Agra se había apoderado del sector, pero sus problemas de pubis le han dado la lata y no ha conseguido despegar con continuidad. Morilla le mantuvo en su estreno como técnico, le empleó en el segundo tiempo en Lorca y le dejó en barbecho ante Osasuna. En principio parece repuesto de unas molestias que le mantienen bajo la lupa, pues pueden agravarse si no tiene descansos. Para el entrenador actual es importante. De hecho, el propio Morilla participó en el comité de selección de su fichaje en invierno como secretario técnico, cuando se cayeron otras posibilidades preferentes.

Bajo este contexto y con Machís todavía en el 'calabozo', Morilla maneja cuatro cartas para dos ubicaciones, si bien parece que Puertas, Agra y Pedro permanecen unos cuerpos por delante de Hjulsager, damnificado en las citaciones. Habrá que ver si su panorama cambia cuando se ofrezca la lista este sábado y si la inminente vuelta de Machís devuelve al ostracismo a algunos de los que han tenido vuelo en estos encuentros pero sin acabar de aposentarse con garantía absoluta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos