Granada B

Arturo reina en Los Cármenes

Grande (izquierda) y Juancho (derecha) intentan controlar un balón sin dueño.
Grande (izquierda) y Juancho (derecha) intentan controlar un balón sin dueño. / RAMÓN L. PÉREZ

El Granada B cae por la mínima ante el UCAM Murcia en un partido decidido por un gol del delantero cartagenero

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARRO

El Granada B no pudo empezar con buen pie la temporada 17/18 al caer derrotado por la mínima ante el UCAM Murcia en el Nuevo Los Cármenes. El 'Rey Arturo', como llaman en tierras murcianas a su delantero centro aprovechando el estreno en cines de una nueva versión del popular cuento, blandió su espada en el coliseo del Zaidín para herir de muerte al filial rojiblanco en la que fue la mejor ocasión del conjunto murciano, generada en los primeros minutos del segundo tiempo tras un fallo de la defensa rojiblanca.

0 Granada B

Aarón, Paco Torres, Castellano, Vázquez, Serrano, Isi (Migue Cobo, m.62), Grande, Andrés García, Juancho, Jean Carlos (Pablo, m.70) y Casi (Víctor Morillo, m.78).

1 UCAM Murcia

Parreño, Moreno, Góngora, Dani Pérez, Fran Pérez, Vivi, Marc Fernández, Kitoko, Arturo, David López (Santana, m.64) y Urko Arroyo (Víctor García, m.71).

goles
0-1, m.56: Arturo
árbitro
García Aceña (valenciano). Amonestó al local Isi así como a los visitantes Vivi y Víctor García.
incidencias
Partido correspondiente a la primera jornada de liga del Grupo IV de Segunda División B disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes ante alrededor de 500 espectadores. Antes del inicio del encuentro se guardó un respetuoso minuto de silencio en memoria de las víctimas de los atentados en Barcelona y en Cambrils y del exdirectivo Juan Espadafor.

El encuentro fue muy disputado y desde los primeros minutos resultó fácil constatar que ambas plantillas han sufrido muchas modificaciones respecto al curso pasado, exhibiendo también la habitual falta de ritmo competitivo normal a estas alturas del año futbolístico.

El filial granadino comenzó el duelo algo más enchufado que su rival, uno de los aspirantes a terminar la temporada luchando por regresar a la Segunda División del fútbol español. Los pupilos de Pedro Morilla movieron el balón con mucho sentido, intentando hacerle cosquillas a un UCAM muy ordenado atrás. La falta de profundidad de ambos equipos durante estos compases iniciales del encuentro los llevó a intentar sorprender a su rival con algunos balones largos que no encontraron el destino deseado, por lo que desde el banquillo ambos técnicos pidieron a sus hombres tranquilidad y mover el balón por el césped para intentar dañar al adversario. Una internada por banda de Jean Carlos originó la primera buena ocasión del encuentro. El atacante rojiblanco evitó sobre la línea que el balón saliese del terreno de juego y aprovechó la confusión de la zaga visitante -que creía que el esférico había salido- para acercarse al área y colocar un peligroso centro que David Grande no pudo cabecear a puerta ante la presión de un defensa rival, que tocó lo justo como para que el balón acabase fuera y los rojiblancos lanzaran su primer córner del encuentro.

Los minutos transcurrieron sin que ambas escuadras arriesgaran, demostrando que ante todo primaba el orden en la disputa de la primera jornada del campeonato. Arturo intentó sorprender a Aarón con un disparo esquinado que se marchó alto (m.26) y un minuto después Jean Carlos probó suerte desde la frontal del área con un remate que Parreño desvió a córner con algunas dificultades. La igualdad continuó siendo la tónica dominante hasta el final del primer tiempo, en el que los futbolistas de ambos conjuntos también parecieron acusar las altas temperaturas registradas en la capital granadina.

En el segundo tiempo, el Granada B siguió teniendo más posesión del balón, pero una jugada desgraciada en los primeros instantes de la reanudación acabaría costándole muy cara al filial. La defensa no acertó a sacar jugado un balón desde atrás, Arturo se hizo con el esférico dentro del área y con algo de suerte -pues le favorecieron un par de rebotes- acabó plantándose solo ante Aarón y fusilándolo en el interior del área (0-1). Fue entonces cuando el Granada B intentó arriesgar un poco en busca del empate, pero el UCAM mantuvo su orden defensivo y en ataque movió el balón sin ninguna prisa, durmiendo el juego todo lo posible. Ya en el descuento un cabezazo de Adri Castellano se marcha fuera por muy poco.

Fotos

Vídeos