Granada CF

Antonio Puertas y el trauma del descenso que creó en Alcorcón

Un gol del hoy rojiblanco permitió el curso pasado que el Almería apuntillara a los madrileños y los mandara al pozo de la tabla

SERGIO YEPESGRANADA

A buen seguro que entre la afición de la AD Alcorcón no hace especial gracia que en las filas del Granada CF, el conjunto con el que los suyos se medirán el domingo, se encuentre Antonio Puertas. Y todo, porque el hoy ofensivo rojiblanco ayudó a meter en un buen lío a los madrileños en el curso de la pasada temporada con motivo de un partido que tuvo lugar en el Juegos del Mediterráneo y fue vencido con absoluta por la UD Almería en la que militaba (3-1), lo que generó graves consecuencias a los de la capital de España.

A aquel choque de la trigésimo primera jornada del campeonato 2016/17 en Segunda división los andaluces llegaron con el ‘agua al cuello’: eran penúltimos con 29 unidades. Pero es que los madrileños tampoco es que andaran mucho mejor, ya que ocupaban la décimo séptima plaza con cuatro punto más. Unos condicionantes poderosos, por tanto, para que el envite fuera de cara a perro.

Que es algo que supo interpretar a la perfección el ahora granadinista. Formó de titular y antes de que se inaugurara el marcador ya avisó de sus intenciones dando un buen pase a Motta que no supo concluir en gol Quique González. Sin duda, una buena jugada que prologó la gran actuación que protagonizaría encontrando incluso la recompensa del tanto en las postrimerías. Porque lo cierto es que en el minuto 92, y tras haber participado en otras buenas oportunidades, Puertas vio portería tras aprovechar un pase del anterior, lo que provocó incluso las iras alfareras porque en esa jugada previa al 3-1 se encontraba en clara posición de fuera de juego.

El caso es que con su diana el nazarí terminó de ajusticiar a una formación madrileña que perdió dos posiciones hasta caer en la décimo novena: la primera del corte del descenso a Segunda B. Eso sí, con posterioridad, el Alcorcón levantaría cabeza y se salvaría. Pero eso no quita para que el miedo se le pegara ‘al cuerpo’. Y en eso tuvo mucho que ver el pupilo de José Luis Oltra.

Fotos

Vídeos