Granada CF

Alegría contra competitividad en Las Palmas de Gran Canaria

Pedro Morilla en sala de prensa./PEPE VILLOSLADA/ GCF
Pedro Morilla en sala de prensa. / PEPE VILLOSLADA/ GCF

El Granada B viaja a terreno canario para enfrentarse a otro filial que tiene un juego más vistoso, pero mayores apuros clasificatorios

ANTONIO NAVARROGRANADA

Con la felicidad tras el triunfo en casa ante el Extremadura aún en mente, el Granada B viaja hasta Las Palmas de Gran Canaria para buscar tres puntos que pueden catapultarlo hacia la zona noble de la clasificación. El filial rojiblanco aún hace cuentas para la permanencia y dará por buena la temporada con 45 puntos, pero ahora mismo es sexto con 41 y a nadie se le escapa que en una categoría tan igualada podría dar la sorpresa y quedarse peleando hasta el final por entrar en la zona de promoción de ascenso.

Este domingo los granadinos afrontan un encuentro donde las confianzas no se antojan unas buenas compañeras. El filial de la UD Las Palmas es un equipo con un fútbol alegre y descarado, aunque su inexperiencia también le está pasando factura y en estos instantes se encuentra en posiciones de descenso, a tres puntos de la promoción por la permanencia -puesto que ahora mismo ocupa el Jumilla- y a seis de la salvación directa. Su manera de entender el juego ya puso en apuros durante la primera vuelta a un Granada B que compite bien partido tras partido y que deberá seguir haciéndolo para acumular su tercera jornada consecutiva sin perder. Los pupilos de Pedro Morilla tienen como punto flaco su definición ante el marco contrario, pero si siguen defendiendo al nivel que lo llevan haciendo durante todo el curso a los rivales les seguirá costando un mundo marcar un gol y, por tanto, llevarse los tres puntos.

Precisamente en el apartado de bajas el filial granadino tendrá que lamentar no contar por sanción con David Grande, su máximo goleador. Su rival no tiene que lamentar ninguna baja para este encuentro. El técnico del Granada B, Pedro Morilla, ha destacado en la previa del partido que «la victoria contra el Extremadura fue muy importante para la autoestima del grupo» y eso se ha notado en una semana en la que «el equipo ha entrenado bien» para preparar un duelo que «en teoría era de nuestra guerra, ante un filial como nosotros». Eso sí, Morilla avisa que «con el cambio de entrenador ha ganado muchísimo» porque desde que llegó Juanma Rodríguez al banquillo canario el filial ha pasado de «estar hundido en la clasificación a estar a tres puntos de salir del descenso», convirtiéndose en «un equipo muy competitivo, que sabe alternar el juego directo con muy buenas individualidades».

Por otro lado, el técnico rojiblanco también ha subrayado que «de los diez últimos partidos solo ha perdido dos» y que su plantilla no debe verse presionada porque el objetivo del Granada B «sigue siendo formar futbolistas» para jugar en el primer equipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos