Granada CF

Con el agua al cuello

Con el agua al cuello
LOF

El Granada pierde en Huesca en un partido condicionado de nuevo por los errores individuales y por un terreno de juego encharcado por el tremendo aguacero

CAMILO ÁLVAREZGRANADA

Las cosas siguen sin salir. El equipo acumula dos partidos en los que ha ofrecido una buena imagen global salpicados con errores defensivos que se llevan sumando en la mochila desde el principio de curso. También la falta de recursos ofensivos condena. Esta vez fue una salida a destiempo de Rui Silva y un penalti cometido por Machís los que condicionaron a los rojiblancos, que habían comenzado serios y golpeando primero a través de Adrián Ramos. El terreno de juego no se lo puso fácil tampoco. Los charcos ya estaba desde antes de comenzar el partido pero el tremendo aguacero que cayó durante toda la segunda parte acabó por desterrar el fútbol por abajo para dar paso a una batalla en la que no supieron los de Morilla sacar partido.

Quitarle la pelota al Huesca no es tarea fácil pero el Granada salió con la firme intención de mandar. Lo hizo durante el primer tramo del encuentro, con llegadas intimidatorias que presagiaban una buena tarde a pesar del encharcado terreno de juego. Machís, un puñal durante los primeros 45 minutos, avisó con una internada en el área que no encontró rematador tras su pase raso al centro del área. Ramos recogió el rechace pero remató tímido. Respondió pronto el Huesca a través de su futbolista más activo, el Cucho Hernández, que ya miraba el hueco para batir a Rui Silva cuando se cruzó en su trayectoria Álex Martínez. El colombiano avisó de nuevo pero el que golpeó fue el Granada a los veinte minutos en una buena jugada colectiva que Machís hizo buena con un centro medido que Adrián Ramos aprovechó de cabeza en plancha para colocar el 0-1.

Siete minutos tardó el Huesca en responder. Una falta lateral, en la que Rui Silva se quedó a mitad de salida y chocó con la melé formada dentro de su área acabó con la pelota en la red. Cucho Hernández festejó el tanto pero ni él mismo sabía si había sido el ejecutor. Lejos de descomponerse, el Granada volvió al estilo serio, ciertamente dominador y acercándose a la portería local. Pero sin concretar. Agra probó suerte en acción individual a cinco minutos del final de un primer acto igualado, intenso y muy dividido. Pero, como siempre, llegó la acción que le condenó. Ferreiro recogió un balón rechazado en la frontal del área del Granada, penetró en la misma y se marchó de Machís. Metió el venezolano el pie a destiempo, el árbitro lo vio y señaló el penalti. Melero ejecutó. Otro golpe en un momento delicado (minuto 43).

2 Huesca

Remiro; Alexander González, Pulido, Jair, Brezancic; Aguilera, Melero (Luso, min. 68); Chimy Ávila, Moi Gómez (Sastre, min. 82), Ferreiro (Akapo, min. 74); y Cucho Hernández.

1 Granada

Rui Silva; Quini, Chico Flores, Saunier (Rey Manaj, min. 63), Álex Martínez; Alberto Martín, Montoro (Sergio Peña, min. 63), Salvador Agra (Pedro, min. 77), Darwin Machís; Pierre Kunde; y Adrián Ramos.

Goles
0-1, min. 20: Adrián Ramos; 1-1, min. 27: Cucho Hernández; 2-1, min. 43: Melero (de penalti).
Árbitro
Valdés Aller (castellanoleonés). Amonestó por parte local a Alexander González, Chimy Ávila y Brezancic; y por parte visitante a Álex Martínez, Montoro, Manaj, Quini y Kunde.
Incidencias
Partido correspondiente a la 37ª jornada en la Liga 1|2|3 disputado en el estadio de El Alcoraz de Huesca.

Lo que ocurrió en la segunda parte fue un ejercicio de paciencia. De buscar alternativas viables para llegar a la portería contraria sin que la pelota raseara demasiado, pues por entonces aquello era una piscina imposible de domar. Un centro de Agra al larguero presagiaba un Granada batallador. Lo fue. Pero sin ocasiones claras que sumar, salvo al final. Por el camino Pedro Morilla buscó la reacción formando defensa de tres al sustituir a Saunier por Rey Manaj. Peña dio refresco en el mismo momento a Montoro. Pedro se sumó a la causa poco después para dar descanso a un Agra agotado. Entre disputas y centros sin rematador se llegó al final. En el 92 la tuvo Rey Manaj, que se quedó solo ante Remiro al controlar una pelota que interceptó Adrián Ramos. El portero del Huesca sacó el pie a tiempo.

Al final la tensión se apoderó de los rojiblancos, de negro en El Alcoraz, que saben que se les escapa el tren de Primera. La derrota en Huesca complica mucho la situación. Sobre todo porque se despega del 'play off'. Ahora mismo lo tiene a tres puntos, pero depende de que el Numancia y el Oviedo no ganen este domingo para alejarse de su actual objetivo en dos partidos. Un mundo teniendo en cuenta que quedan cinco en juego. La situación requiere un análisis profundo.

Información relacionada

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos